Hoy, inauguramos en el blog de Golfo&Dama una nueva sección en la que os presentaremos historias sorprendentes donde sus principales protagonistas son los animales.

En esta primera entrada os mostraremos la historia de Bob, un felino londinense cuya historia se convirtió en best seller en el año 2013 gracias al libro Un gato callejero llamado Bob, al que siguió El mundo según Bob, cuya adaptación al cine llegará el próximo 4 de noviembre en Reino Unido.

Foto: Facebook “Street cat Bob”

Un gato callejero llamado Bob narra la historia de James Bowen, un joven británico cuya vida dio un giro inesperado al conocer en la primavera de 2007 a Bob, un gato anaranjado y de ojos verdes y enigmáticos, el cual cambiaría su vida para siempre.

De modo autobiográfico, con su obra, Bowen nos introduce en su mundo y nos cuenta su vida, una vida para nada fácil ni idílica, y es que, nacido en Reino Unido en 1979 e hijo de padres separados, pasó su infancia en Australia, donde nunca se estableció en un lugar fijo debido al ansia de trabajar de su madre. Cansado de ese ritmo de vida y de lo que suponía para él (no estar arraigado a ningún lugar, no hacer amigos con facilidad, maltrato en la escuela…) opta por convertirse en un joven rebelde, para evitar que nadie lo molestase e intimidase.

Así es como cae en el mundo de las drogas. Pero su rebeldía no solo le provoca adicciones, sino que Bowen toma una decisión: volver al lugar donde nació, donde su hermanastra le dará cobijo. Pero al contrario de lo que él pensaba, tras un tiempo con su hermana, ella rehúsa ocuparse de él y acaba viéndose sólo, en la calle…

Comienza entonces un período de supervivencia, en el que la calle o pequeños albergues son su único refugio y en el que la música se convierte en una de sus razones para vivir. Con el paso de los años, Bowen consigue un pequeño apartamento, proporcionado por asociaciones que ayudan a personas con drogadicciones, y adquiere el dinero necesario para vivir tocando la guitarra en la calle, mientras lucha por acabar día a día con sus problemas con las drogas, todo ello sin saber todavía, que su verdadera ayuda sería Bob, un gato al que encuentra malherido en un rellano de su edificio y que supone para él un cambio, una verdadera responsabilidad: cuidar del pequeño animal hasta que se recupere.

Y lo que parecía que sería algo temporal (cuidar al gato hasta su recuperación para después dejarlo de nuevo en libertad) se transforma en una amistad inquebrantable. El gato se apega a Bowen, ya que con él se siente protegido, pero de la misma forma, Bowen se apega al gato, del que interpreta cada señal y gracias al cual toma una decisión determinante en su vida: dejar las drogas para siempre.

Durante su periplo, el gato pasa a ser como un amuleto de la suerte, y esta singular pareja comienza a trabajar unida y, sin proponérselo, Bob ayuda a que su amo consiga más atención como músico callejero y, más tarde, como vendedor callejero de la revista Issue. La ternura que despertaba el felino hacía que, como atraídos por un imán, muchas personas que antes pasaban de lado, ahora se acercasen al dúo y se interesasen por ellos.

Tanto es así, que un día Bowen descubre que su gato, inteligente y peculiar en todos los sentidos, no sólo era conocido en las calles de Londres, sino que mucha gente del mundo era consciente de la existencia de su peludo compañero, hasta tal punto de suscitar interés por parte de un editor, cuyo resultado ha sido esta tierna historia llena de aventuras, oportunidades pérdidas, aprovechadas y momentos inolvidables y sobrecogedores que no te dejarán indiferente.